El Mensaje Universal de Iom Kipur

Escrito por Noajidas. Publicado en Iom Kipur

A pesar que de que este día es uno de perdón y bondad, [a priori] esto es específicamente en relación al pueblo de Israel, no obstante, me parece [lo que viene a continuación es la opinión del rabino Ioel Shwartz], que también se encuentra conectado con el mundo [en general]. De hecho en la plegaria de minjá de este día, en el pueblo de Israel leemos el libro de Ioná, profeta que fue enviado [por Dios] para hacer retornar con arrepentimiento a la gente de Nínive. Y ellos [efectivamente]o retornaron [a Dios]. Y no sólo leemos que ellos regresaron [de sus caminos equívocos a la senda correcta], sino que también el pueblo de Israel aprende [de este evento como debe ser] su retorno [a Dios]! Por lo cual, [por ejemplo] al anunciar el ayuno a causa de una sequía, se proclaman palabras [que inspiren los corazones], y esa amonestación se aprende [precisamente] de la gente de Nínive [tal como los sabios indicaron hacerlo]: “…señores, no es el ayuno ni el vestirse arpillera, sino el retornar, como fue escrito de la gente de Nínive: “Y vio el Eterno sus acciones, que se arrepintieron de sus malas sendas... y no fue dicho que vio la aflicción y el ayuno de ellos..." (Tamud babli, tratado de taanit 16ª).

Por eso, en este día, es apropiado leer el libro de Ioná. Y hacer teshuvá, tal como mencionamos con respecto a Rosh Hashaná [Ver sección]. Y específicamente en los asuntos relacionados entre el individuo y su semejante; pedir perdón a quien se dañó, devolver dinero que este en nuestra posesión de manera injusta, y esclarecer cuál es la normativa en los casos que exista duda en cuestiones de propiedad, si estamos obligados de devolver o no.

Rezar en este día las plegarias [recomendadas a los noájidas para el día] de Rosh Hashaná, adicionando también la siguiente:

Proclamemos la poderosa santidad de este día, pues es pavoroso y temible. En él Tu reinado es enaltecido, Tu trono es establecido con benevolencia, y Tú estás sentado sobre él en verdad. Es verdad que Tú eres el juez, el que presenta las pruebas, el conocedor y el testigo, que registra y sella, que cuenta y evalúa, y Tú recuerdas todas las cosas que han sido olvidadas. Tú abres el libro del Recuerdo y ese se lee solo; la firma de cada hombre está en él.  El gran Shofar es hecho sonar, y se escucha una voz queda, suave; los ángeles tiemblan, los acoge el temor y la ansiedad, y exclaman: ¡El día del juicio está aquí! Las huestes celestiales han de ser juzgadas, pues [aún] ellas no serán halladas meritorias ante Tus ojos en el juicio. Todos los seres creados pasarán ante Ti, [uno por uno], cual un rebaño de ovejas. Tal como un pastor examina a su rebaño, haciendo pasar sus ovejas debajo de su cayado, así haces Tú pasar [ante Ti] a cada alma viviente, y Tú cuentas, evalúas, y las tienes presentes, y Tú asignas la específica porción para las necesidades de todas Tus creaturas, e inscribes el veredicto de su juicio.

En Rosh Hashaná son inscriptos, y en el día de ayuno de Iom Kipur son sellados: Cuántos han de pasar y cuántos han  de nacer; quien ha de vivir y quien ha de morir, quien va a vivir el tiempo que le fuera asignado y quien ha de partir prematuramente; quien [ha de perecer] por agua y quien por fuego; quien por la espada y quien por la fiera salvaje; quien por el hambre y quien por la sed; quien por el terremoto y quien por la peste; quien por la asfixia y quien por la lapidación; quien descansará y quien deambulará; quien disfrutará de bienestar y quien sufrirá tribulaciones; quien será pobre y quien será rico; quién será humillado y quien serpa enaltecido.

MAS EL ARREPENTIMIENTO, LA PLEGARIA Y LA CARIDAD

Apartan la severidad del decreto

Pues tal como es Tu Nombre así es Tu alabanza. Eres lento para encolerizarte y fácil de apaciguar, pues Tú no deseas la muerte del que merece la muerte, sino que retorne de su senda y viva. Y [aún] hasta el día de su muerte Tú lo esperas; si tan solo se arrepintiera, Tú lo recibirías de inmediato. 

Quien ayuna [siendo noájida] por sus pecados [aunque en rigor de la ley no se encuentra obligado a hacerlo, no obstante] hace una cosa positiva, incluso si lo realiza solo durante medio día. Ya que como el ayuno ayuda a la salud eliminando las toxinas que se acumulan en el cuerpo, así este purifica el alma cuando la persona se eleva por sobre la materialidad.

 

TEXTO PARA CONFESIÓN DE TRASGRESIONES COMETIDAS

Toda persona debe recordar y especificar las acciones no positivas que haya cometido, y pedir perdón por ellas. A tal fin existe una fórmula general de confesión:

 VIDUI | CONFESIÓN

Hemos trasgredido. Hemos actuado pérfidamente. Hemos robado. Hemos difamado. Hemos actuado perversa y malignamente. Hemos pecado deliberadamente. Hemos violentado. Hemos hecho falsas acusaciones. Hemos dado mal consejo. Hemos mentido. Nos hemos mofado. Nos hemos rebelado. Hemos provocado. Hemos sido desobedientes. Hemos cometido iniquidad. Hemos trasgredido caprichosamente. Hemos oprimido. Hemos sido obstinados. Hemos cometido el mal. Hemos actuado perniciosamente. Hemos actuado abominablemente. Nos hemos descarriado. Hemos hecho descarriar a otros. 

 Nos hemos descarriado de Tus buenos preceptos y ordenanzas, y ello no nos ha beneficiado. En verdad Tu Eres Justo en todo lo que nos ha acontecido, pues Tú has actuado de modo veraz, y somos nosotros quienes hemos actuado inicuamente [Nejemiá 9.33]

Y nos lamentamos por aquello en lo que hemos fallado al cometer trasgresiones, y asumimos sobre nosotros prospectivamente no pecar.

 


Traducción y adaptación libre de Noajidas.org, basada en el libro “Moadei Israel, umashmautam leumot haolam shombrei mitzvot benei Noaj”, del rabino Ioel Shuwartz | Los corchetes pertenecen a la traducción.

 

 

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq