Sección Lej lejá

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

Bereshit 12.1-17-27 

 PRESIONES PRECISAS = PRECIOSAS

  

“Abram tomó a su esposa Saraí, y a su sobrino Lot, con todos los bienes que juntaron, y con todas las almas que hicieron en Jarán, y salieron hacia la tierra de Kenaán”

 Bereshit 12:5

 “Las almas que hicieron: se refiere a todos los individuos a los que inspiraron hacia el monoteísmo más absoluto” (Rashi)

   El objetivo principal que motorizó la vida del patriarca Abraham, fue la difusión del conocimiento y la convicción en el monoteísmo más absoluto, la existencia del Soberano del universo, Di-s, quien lo crea, lo sostiene y lo conduce.

 Nos cuentan el Talmud y el Midrásh que a tales fines, Abraham montó una gran hostería en el inhóspito desierto, donde los viajantes podían recuperarse del deambular de sus travesías, durmiendo plácidamente, comiendo y bebiendo en abundancia. Tras estos haberse relajado y repuesto, Abraham les hablaba acerca del Creador, y les solicitaba que a Éste  agradecieran y bendijeran.

 

 Los sabios nos comentan al respecto que había quienes se negaban, excusándose y alegando que era Abraham quien los había resarcido, surtiéndolos de bienes y servicios, y por ello solo a él le expresarían su gratitud ¿Cómo reaccionaba Abraham? Les replicaba “¡si yo merezco el agradecimiento: Páguenme!” Y les expendía una abultada adición, con precios muy elevados, justificándolos por el hecho que en el desierto es sumamente oneroso ofrecer alimentación y hospedaje. Aquellos, al sentirse acorralados al ver que no podían pagar las exigencias de Abraham, quien les cobraba muy caro, no encontraban otra escapatoria que doblegarse y aceptar bendecir a Di-s.

 

 De esto surge una pregunta obvia. Esta gente que se negaba a reconocer y bendecir a Di-s, no alteró su escepticismo hacía Él, y la influencia de Abraham solo consiguió, a duras penas, la anuencia de pronunciar algunas palabras de bendición a Di-s para librarse de la presión, entonces, ¿Cuál es el beneficio concreto de ello? ¡¿Acaso así se propagaría el Nombre de Di-s en el mundo?!

 No obstante, resulta que en realidad es así. Similar a ello, la Torá nos relata un acontecimiento que provocó un cambio total de opiniones y actitudes, que se desarrolló tras ejercer una leve presión exterior. Los exploradores que Moshé envió a la Tierra prometida, a fin de investigar y pergeñar diversas estrategias para su posterior conquista, resultaron un fiasco: solo desalentaron y desmoralizaron al pueblo con sus informes, los que insuflaban solo temor y vacilaciones, por los desafíos a sortear en la empresa en la que se iban a embarcar.

 

 La reacción instantánea de la masa fue la rebeldía popular contra Di-s, desconfiando de Su poder para hacer frente a todos aquellos escollos citados por los exploradores, a tal punto que exclamaron: ‘Retornemos a la esclavitud Egipcia’.

 Pero cuando Di-s se disgustó y decretó que sus cadáveres iban a desplomarse en el desierto, augurando muertes masivas y desesperación, tras ello, repentinamente, se transformó el ánimo y las actitudes de las masas. Recién entonces depusieron su repliegue, cedieron y se doblegaron, afirmando ‘vamos a subir al lugar que dijo Di-s’.

  El motivo de la rebeldía del pueblo y de sus llantos, era la carencia de convicciones sobre la capacidad Divina de vencer a los pueblos que ocupaban hasta ese momento la tierra de Kenaan. ¿Acaso Di-s, manifestando Su furia sobre ellos, les demostró su poderío, a tal punto de obligarlos a ceder casi inmediatamente?

 

 FUSTIGANDO Y HOSTIGANDO, HASTA RESQUEBRAJAR Y DESVANECER LAS MASCARAS

  Acontecimientos paradojales, por cierto. Y Justamente de ellos aprendemos una idea angular: que cuando la persona peca y justifica sus trasgresiones, no hay que discutir sobre cada argumento e intentar contestarle. Todas estas excusas, son tan sólo una máscara superficial para la altanería, la petulancia y la insolencia de las inclinaciones negativas, que someten al sujeto y lo aprisionan a tal punto de renegar del Creador y violar Sus mandamientos.

 Al detectarla y fustigarla, doblegamos las tendencias e inclinaciones negativas, y como resultado ya no habrá necesidad de discutir y regañar sobre cada una de las justificaciones vanamente expuestas, ya que caen por si solas, por su propio peso.

 Cuando Di-s se enfureció sobre el pueblo, sometió y abatió esa tendencia díscola que se había alzado sobre Israel. Acto seguido se doblegaron ante Él, sin requerir mostrarles todos los milagros y maravillas que había obrado para con ellos.

 En base a este principio, se tornan comprensibles las acciones de Abraham, quien al comprobar que los huéspedes eran personas tan toscas y escépticas, a tal punto que su negativa inclinación los subyugaba hasta un nivel en el que no podían asimilar sus explicaciones, no tuvo otra elección sino aplicar sobre ellos presión, logrando que sus máscaras espirituales se resquebrajaran y desvanecieran, abriéndose así sus canales intelectuales, hasta ahora obturados, a fin de reconocer a Di-s. Abraham los tornó receptáculos apropiados para absorber Divinidad. Es así como halló éxito y bendición en su sagrada tarea de propagar la fe en Di-s.

 

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq