Sección Vaierá

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

 

Bereshit 18.1-22.24

 

LA TZEDAKÁ [1]CON RESPECTO A LAS NACIONES DEL MUNDO

Y SU DEFINICIÓN DENTRO DE LOS 7 PRECEPTOS DE LOS HIJOS DE NOAJ

 

“Di-s dijo: ¿Acaso Yo me oculto de Avraham en lo que hago?... “Porque Sé que ordenó a sus hijos y a su casa después de él… para hacer Tzedaká y rectitud – Sus hijos para los deberes legales y sus hijas para la tzedaká”.

 

Talmud de Babilonia, tratado de Sanedrín 37b.

 

“He aquí, este fue el pecado de tu hermana Sedom: orgullo, saciedad de pan y la tranquilidad del silencio poseía ella y sus hijas, pero la mano del pobre y del menesteroso no fortaleció”.

Profeta Iejezkel 16:49.

 

 

 En cierta oportunidad debido a la corruptela generalizada que imperaba en la sociedad de Sedom, la cual socavaba los más mínimos rasgos de humanidad, ocurrió que una joven (de nombre “Ribáh”, una doncella) que estaba allí, acostumbraba llevar pan para alimentar a los hambrientos, resguardándolo en su canasta cuando se dirigía a sacar agua del pozo para no ser vista por los vecinos del lugar, quienes si percibían su intención de seguro la hubiesen asesinado por tal conducta. Ella mantuvo esta práctica de bondad, hasta que un día la descubrieron in-fraganti.

 Entonces, la apresaron y untaron todo su cuerpo con miel, abandonándola encima de una muralla. Lenta y trágicamente, Ribah murió como consecuencia de la picadura de un enjambre de abejas que la atacó.

Sobre este grotesco suceso insinúa el versículo afirmando“… el clamor de Sedom y Amorá[2]]….es grande [en heb. Rabá] su grito [Bereshit 18:20]”, y dijo Rabí Iehudá[3]“a causa de lo que ocurrió con Ribáh”.

  

LOS HIJOS DE NOAJ SON SANCIONADOS AL IMPEDIR LA TZEDAKÁ

 La trasgresión principal [4] de la gente de Sedom fue que no dieron Tzedaká a los necesitados, como está dicho en la explicación del versículo que dice “este fue el pecado de Sedom”… la mano del pobre y menesteroso no fortaleciste [5].

 Empero, sobre el versículo “el clamor de Sedom, que era Raba [6] [Grande]”, se cita en el Talmud [7] “sobre lo que ocurrió con [la joven] Ribah”, que allí estaba [gritando] la muchacha que le daba pan a los pobres, acto por el cual la gente de Sedom la subió a la muralla habiéndola untada en miel, y la abandonaron a merced de las picaduras de las abejas hasta que murió. Por esta trasgresión, que se cometió con esta joven (Ribáh) el Creador los castigó con la “destrucción de Sedom y Amorá”, etc. [8].

 Pero esto no es una contradicción con lo que dijimos anteriormente, que fueron castigados solamente porque “la mano del pobre y del menesteroso no fortalecieron”, ya que el asesinato de Ribah sucedió a merced de que “no se hiciese bondad y Tzedaká”.

 Es decir, que su forma de conducirse de manera tal que “la mano del pobre y del menesteroso no fortalecieron” alcanzó proporciones y extremos inusitados, y se propagó tanto, a tal punto que cuando la joven Ribáh fue a hacer Tzedaká, ellos la hicieron sufrir al extremo de provocarle una muerte extraña [y terrible]. Y por ese pecado de que “la mano del pobre y del menesteroso no fortalecieron” se llegó a una situación muy extrema, la cual provocó [9] la destrucción [de estas dos ciudades de una manera también extraña - con fuego y azufre -”.



[1]  Heb. Tzedaká: Acciones de justicia social.

[2] Ciudades conocidas en la cultura occidental como “Sodoma y Gomorra”.

 

[3] Talmud de Babilonia, tratado de Sanedrín 109b

 

[4] En realidad trasgredieron numerosos preceptos, entre ellos, idolatría, relaciones sexuales prohibidas, asesinato (Sanhedrín 109a, Radák Lej Lejá 13:13). Pero el decreto de juicio fue por [lo que dice el versículo de Iejezkel 16:49], “la mano del pobre y menesteroso no fortalecieron” (Tal como pasó en la generación del diluvio universal – que no fue sellado el decreto de exterminio sino hasta que se robaban entre ellos - Sanhedrín 108: a. Citado en Rashi a Nóaj 6:13). Por eso, en la Parashá Vaierá [Bereshit 18:20] dice “porque fue grande… como su grito” “la mano del pobre y el menesteroso no fortaleciste”, y el versículo no recuerda que “fueron muy malvados y pecadores contra Di-s”], dado que no fortalecer la mano del pobre y el menesteroso es el motivo para la destrucción. Según esto se entenderá mejor la vinculación de la palabra del Creador a Avraham “Porque Sé que ordenó a sus hijos y a su casa después de él… para hacer justicia y rectitud”, antes de la sección que habla sobre la destrucción de Sedom.

 

[5] Iejezkel 16:49. Y el sentido más literal del versículo es que justamente por ello “enviaré el castigo” (ídem: 50).

 

[6] Parashat Vaierá [Bereshit] 18:20. Véase Rashi sobre 18:21, sobre las palabras “su clamor”.

 

[7] ] Sanhedrín 109:2.

 

[8] Como se puede inferir del curso de los versículos: “el gran clamor…”, (jugando con las palabras hebreas “Rabah”: “mucho”, y “Ribah” “la joven desposeída”), por los gritos, “… traeré destrucción”.

 

[9] De esto se entiende, de lo ocurrido con la joven Ribáh, relatado en el Talmud Sanhedrín, “que le sacaban el pan al pobre”, y así también en Rashi sobre la Torá “sobre que dio pan al pobre”- Porque lo principal de la trasgresión (por la cual fueron castigados) como trae explícitamente el versículo de Iejezkel es “la mano del pobre y del menesteroso no fortalecieron”.

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq