Sección Vaietzé

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

 

Bereshit 28.1-32.3

  

“Me bendijo el Eterno gracias a ti”

Bereshit 30.27.

 

BENDICION Y PROSPERIDAD

PARA AQUELLOS Y COLABORAN CON EL PUEBLO DE ISRAEL

 

L

a sección correspondiente a esta semana, “Vaietzé”, nos relata acerca de que cuando el patriarca Iaakov trabajó junto a su tío Labán, el patrimonio de este último fue bendecido por mérito suyo, tal como el mismo Labán reconoce al afirmar “Me bendijo el Eterno gracias a ti” [1]. Sobre ello, en el Zohar [2] se registran dos posturas:

  1. Que el ganado de Labán se multiplicó cien veces.
  2. Que el ganado de Labán se multiplicó mil veces.

También se puede entender que ambas opiniones convergen y se conjugan, por el hecho que puede suceder que en su origen, las emanaciones espirituales resulten cual poderosos haces lumínicos, pero al descender hasta este mundo material y egoísta, estas irradiaciones disminuyan su poder, en cantidad y calidad, de cómo se plasma en una abundancia concreta.

De la profundidad de la discusión entre las dos opiniones surge la pregunta: ¿Acaso Labán, un timador y confabulador por excelencia, resultaba digno receptor y merecedor de semejante prosperidad?

  

RECICLANDO LOS RECURSOS, INSUMOS Y SERVICIOS

Dijeron los sabios[3]: “Dondequiera los justos andan, la bendición divina los acompaña”, ya que es ese lugar, los elementos que se hallan allí y las personas que lo habitan, los que el justo y piadoso utiliza para ayudarse en aras de su servicio a Di-s; y al hacer uso de los recursos, insumos y servicios originarios del sitio, por ello corresponde que el lugar sea bendecido.

Por este motivo, también fue bendecido Labán, el arameo, debido a que cuando estaba Iaakov junto a él elevaba su rango y jerarquía: de ser un facineroso, a ser un servil colaborador del justo, y en mérito a ello se hizo acreedor, por derecho propio, a la bendición y prosperidad que efectivamente recibió.

De aquí surge la pregunta, ¿qué relevancia se debe adjudicar a la ayuda que se puede brindar para el cumplimiento de un precepto? Es sabido, por ejemplo, la discusión [4] sobre si con respecto a las preparaciones para observar un precepto, si dichas preliminares se consideran tan meritorias como la ley del precepto mismo. Y cuanto más, cuando estamos hablando de una ayuda directa para la ejecución del precepto, que entonces hay un motivo más justificado para adjudicarle a este aporte un peso igual a la acción misma del precepto. 

 

ELEVÁNDOSE | TRASFORMÁNDOSE | ACREDITÁNDOSE

Bendición x 1000

Esta es la pregunta que tenemos por delante: al ser que Iaakov se encontraba en la casa de Labán, a través de ello se convirtió Labán en un ayudante en el servicio a Di-s de Iaakov, y si esto es así, ¿la bendición de la cual era meritorio es igual a la del patriarca Iaakov?, o ¿al ser que él se consideraba un mero colaborador independiente, no le correspondía la gran recompensa de Iaakov?

Según la primera opinión del Zohar, Labán quedó como un ente independiente, por ello no fue un recipiente apropiado para recibir la bendición superior tal cual era, por lo cual la multiplicación de su propiedad se limitó a solo 100 veces.

Pero según la segunda opinión, cuando Iaakov se encontraba en la casa de Labán, este último desvaneció su identidad malvada y se convirtió únicamente en un colaborador de Iaakov, y de su servicio espiritual. Por ello, se hizo digno acreedor de la bendición Divina en su máxima expresión, multiplicando 1000 veces su patrimonio.

 

MORALEJA SUBYACENTE: LUZ PARA LAS NACIONES

Este es el motivo profundo que se encuentra detrás de las dos opiniones del Zohar, la moraleja subyacente como indicación para todas las generaciones:

El suceso que aconteció con el patriarca Iaakov se proyectó en toda la extensión de la historia judía. Toda vez que la mayoría de judíos se encontraron en un determinado país, aquél se convirtió en una potencia mundial. Cada uno en su momento histórico se vio beneficiado, florecido y próspero por la mera presencia del pueblo de Israel: Rusia, España, Alemania, Francia, Grecia, Estados Unidos. Esta es la bendición que Di-s le da a la nación que ayuda al pueblo de Israel en cumplir su misión, de ser justamente “Luz para las naciones”[5] . Así también, en la época del Mashíaj se cumplirá la promesa “y serán los reyes (de las naciones) tus servidores”[6], a través de la llegada de la verdadera y completa redención.

 



[1] Bereshit 30.27

[2] Bereshit, Toldot, 161ª.

[3] Bereshit Rabá 73.8. Sifrí Ekév 11.10. Ver Brajot 42.1.

[4] Shabat 130ª en el tema “majshirei mitzvá”. Ver Likutei Sijot tomo 17, pág. 187, pág. 235, y subsiguientes.

[5] Ishaiahu 42:6.

[6] Zebajim 19.2.

 

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq