Sección Bó

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

 Shemot 10.1-13.16

“Y será que en el final de los días, estará preparado el Monte de la Casa del Eterno… y van a fluir a ella todas las naciones…”

 Ishaia 2.2.

 ¿QUIÉN SE QUEDA Y QUIEN SE VA?

  La sección semanal nos relata sobre la redención del pueblo judío de la esclavitud egipcia. Junto a ello, el Eterno castigó duramente a Egipto y les propinó una derrota estrepitosa. En consonancia con ello, en los libros de los profetas encontramos escabrosos vaticinios sobre el gran juicio y retribución que Di-s va a efectuar con las naciones del mundo, en la próxima redención.

 

Estas dos perspectivas, de redención para Israel y juicio para las naciones, son recurrentes en las profecías sobre el Mashíaj. Incluso en la mismísima Torá [Bamidbar 22]  se narra sobre el malvado brujo Bilam y su visión sobre el Mashíaj,  que este “Demolerá todos los hijos de Shet”, y en la culminación  del último libro, Devarim [32.1-32.52], promete Di-s “que la sangre (derramada) de sus sirvientes vengará y retribuirá a sus opresores”.

También se registra en los profetas la gran venganza que Di-s arremeterá contra Edom, la nación que dominó sobre el pueblo de Israel en este exilio, es decir contra el mundo occidental. Siendo la más aguda la que se encuentra en el libro del profeta Ishaia [Cap. 63]: “Quien es este que viene  de Edom, con sus ropas enrojecidas con sangre”, aludiendo, tal como explican los sabios, a “la futura destrucción de Edom… y ejemplifica a Di-s, bendito Sea, como un Fuerte y Poderoso que se venga de Sus enemigos, y sus ropas se encuentran manchadas con sangre” [Ver Radak allí]. En igual sintonía el vaticinio de que “los Voy a pisotear en Mi furia, y los voy a aniquilar en Mi enojo”. Y Di-s anuncia: “…porque el día de la venganza de Mi corazón, y el año de Mi redención está llegando”.

  

RECTIFICAR EL MUNDO

 En contraposición a estas profecías de destrucción, leemos otras, aquellas que nos anuncian que los pueblos se transformarán en bien, y servirán juntos al Creador, y colaborarán con la nación hebrea: “Y será que en el final de los días, estará preparado el Monte de la Casa del Eterno… y van a fluir a ella todas las naciones…” [Ishaia 2.2]. Y así también: “Voy a transformar a las naciones en un lenguaje claro, y llamarán todos el Nombre del Eterno para servilo como uno” [Tzefaniá 3.9].

No solo eso, sino que se vaticinan la colaboración y la cooperación de las naciones para con Israel “Hijos de extraños construirán tus murallas” [Iesháia 6.10], “Y reyes serán tus sirvientes” [Ídem, 49.23], “Y extraños pastorearán tus rebaños” [ídem, 61.5].

De todo esto resulta que los gentiles también perdurarán tras de la redención. Y no solo eso, sino que se elevarán y perfeccionarán. El Rambam (Leyes de los Reyes, final del capítulo 11) también considera la rectificación del mundo en general como una de las acciones del Mashíaj, quien “va a corregir al mundo entero para que sirvan a Di-s juntos”.

Ahora bien, ¿cómo se concilia ello con las profecías de destrucción y aniquilación que Di-s va a arremeter contra los gentiles?

Y más aún: Los días del Mashíaj, en su esencia más profunda, son días de corrección y perfección. Entonces “se eliminará el mal del mundo, y el reinado de Di-s se revelará en todo el mundo”. ¿Cómo es posible que en una circunstancia tan elevada exista destrucción, matanzas, castigos y venganzas?

 

LOS OPOSITORES MORIRÁN

 Para comprender esto es necesario diferenciar entre aquellos gentiles comunes de aquellos malvados de entre las naciones, los enemigos de Di-s. Los primeros serán corregidos cuando llegue la redención, y se insertarán en  el plan Divino de la rectificación del mundo, y observarán el propósito que Di-s les asignó en la Creación. Pero los malvados, los enemigos de Di-s, van a recibir su justa retribución, y serán muertos.

Y más aún está expuesto, que la venganza que Di-s realizará con Edom no será en calidad de ‘cuentas pendientes’, sino que aquellas naciones que en el futuro Di-s se cobrará venganza de ellas, será porque esas mismas naciones perturbarán e intentarán obstruir la redención del pueblo de Israel, y se enfrentarán a Di-s y al Mashíaj. Ellas serán sancionadas en el transcurso de la redención, así cumplirá Di-s lo que prometió con respecto a vengarse de sus enemigos.

Asimismo, se nos dice explícitamente [Ishaia 60.12]: “porque las naciones que no te sirvan serán destruidas”. Estas naciones que se negarán a la redención cuando llegue el Mashíaj, también rechazarán cooperar y colaborar con el pueblo judío, y al enfrentarse con él perderán el derecho a su existencia.

Solamente hoy, cuando la verdad Divina permanece oculta y solapada en el mundo, es posible que los individuos actúen en contra del propósito de su existencia. Pero cuando llegue el Mashíaj, cada uno recibirá lo que le corresponde, y no habrá lugar para aquél que no cumpla su misión. Por ello serán destruidas todas las naciones malvadas, no obstante, las naciones que se plieguen  y adhieran en el proceso de la redención serán socios en un mundo perfeccionado.

 Traducido de  www.chabad.org.il

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq