Sección Terumá

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

Shemot 25.1-27.19

"Háganme un santuario, y moraré dentro de ustedes”

 Shemot 25.5

TRASCENDIENDO LOS IMPOSIBLES TECNICOS

 

 En la sección semanal de la Torá se ordena a los hijos de Israel construir un santuario, un tabernáculo portátil desmontable, con la promesa de Di-s de manifestarse a través de éste, durante el deambular de cuarenta años por el desierto y la posterior conquista y división por tribus de la tierra prometida, en la que unos 400 años más tarde aproximadamente se construiría en la ciudad de Jerusalén, el Gran Templo, en el que se sucedían permanentemente milagros y maravillas explícitos, expuestos a todos los seres humanos, judíos y gentiles por igual, que demostraban sobre la existencia del Eterno, Creador y Conductor del mundo. (Estos milagros y maravillas volverán a sucederse también en la futura época del Mashíaj, sobre la cual profetiza el versículo: “Y cada Shabat (Sábado) y principio de mes vendrá toda carne a prosternarse delante del Eterno (en el Sagrado Templo)” (Ieshaiahu 66).

 

El emplazamiento del Templo y su ubicación exacta también fue escogido por el Creador, como atestigua el versículo ya desde la época del patriarca Iaakov, cuando éste despertó atónito y consternado de su sueño al percibir el magnetismo y la santidad del lugar que escogió para dormir el monte del Templo en Jerusalén, y exclamó “¡Realmente Di-s está en este lugar y yo no lo sabía!" Temió y declaró: “¡Qué impresionante es este lugar! ¡No es ésta sino la Casa de di-s Es la puerta al Cielo!” (Bereshit 28:16-17). A tal punto esto es cierto, que es el motivo por el cual los judíos orientan la construcción y diseño de sus sinagogas desde cualquier parte del mundo en dirección a Jerusalén, así como también cada uno de ellos, cuando rezan de manera individual, orienta su cuerpo y su mirada hacia la Ciudad Santa. 

Esto requiere una adecuada explicación: Es sabido que el eterno no está circunscripto a algún determinado tiempo o espacio, ya que el Todopoderoso es Omnipresente, en todo momento y lugar. Entonces ¿por qué ceñirse a un lugar físico para conectarse con él, y recíprocamente, por qué Él se manifestaría, si bien abiertamente para todo aquel que estaba allí de cuerpo presente, comprobando con sus propios ojos y demás sentidos Su infinita presencia, pero en ese lugar y no otro?

 

MI LUGAR EN EL MUNDO

Esta pregunta también surge de lo concerniente al mandamiento de la confección del tabernáculo portátil: “Háganme un santuario, y moraré dentro de ustedes”. Di-s ordenó tomar oro, plata y cobre, y otros materiales, y hacer con ellos un habitáculo para Él. Con el transcurso de los años Di-s fijó un lugar estable, Jerusalén. ¿Por qué Di-s, Quien es Todopoderoso, Ilimitado, y Omnipresente, decide circunscribirse y ceñir Su manifestación visible a elementos y zonificaciones físicas?

La respuesta es que únicamente a través de un lugar físico se manifiesta la grandeza verdadera de Di-s, que al ser Él el Único Ilimitado verdadero, no recaer sobre él ningún tipo de límites o definiciones. Así se forma la fusión de lo limitado con lo Ilimitado, entre lo posible y lo imposible. Una fusión que solo ha de ser posible mediante Su infinita esencia.

Cuando nos disponemos a definir el carácter de aquello ilimitado, se soslayan, solapadas, ciertas restricciones “quien no está limitado por algo, no puede llegar a estar limitado”, por ejemplo, el inmensidad abismal de un océano, al cual el versículo lo denomina un “mar sin límites”, pero cuando este se enfrenta a la “dificultad” de contraer su caudal de aguas al tamaño de un vaso, encontramos que no es posible. Es un verdadero imposible técnico.

Y es en este aspecto en el que se manifiesta el carácter Todopoderoso de Di-s, que desprovisto de definiciones que acotan y restringen su poder, trascendiendo lo limitado, pero también lo ilimitado, se encuentra sobre todos los conceptos de tiempo y espacio, y en el mismo momento Él puede contraerse dentro de las definiciones de tiempo y lugar. Di-s no tiene ningún tipo de límites.

 

 FUSIÓN DE OPUESTOS

Una fusión tal, entre lo limitado e ilimitado, únicamente tuvo lugar y correlato físico en el Templo. Si bien limitado, construido bajo los específicos parámetros de medidas, superficies, pesos, materiales, formas, colores, y aun así, e incluso ello, aseveraron los sabios “el lugar del arca sagrada no era mensurable”. A pesar que Di-s estableció que el Arca posea una medida específica (2.5 codos), cuando medían desde cada uno de sus vértices hacia las paredes no ocupara ningún lugar en el espacio.

Esta fusión que distorsiona las definiciones de lo limitado e ilimitado, encuentra su correlato también en el servicio espiritual del individuo. La plegaria es el servicio del corazón, que se encuentra por encima de las limitaciones del tiempo, pero junto con esto debe dirigirse hacia el lugar del Templo. Así también, en todo servicio espiritual del individuo es requerido hacer morar la santidad de Di-s en cosas simples y cuestiones naturales del mundo.

 

Traducido y adaptado de Shuljan Shabat, Shemot pág. 212.

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq