Sección Tzav

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

Vaikrá 6.1-8.36

 “Una persona de ustedes que acercare una ofrenda para el Eterno, del ganado vacuno o del ganado menor…” 

Vaikrá 1:2

    La sección semanal de la Torá abarca los pormenores relativos a las ofrendas diarias, ofrendas de alimentos, aquellas indicadas en caso de haber cometido alguna transgresión, a conciencia o involuntaria, y la ceremonia de preparación del Cohen o funcionario que desarrollaba el servicio en el Santuario.

 Al respecto, explicaremos el origen de la división de las tareas en el pueblo de Israel, que la Torá recurrentemente cita: aquellos que ostentan, hasta hoy en día, el título de “Cohén” (funcionario en el Templo), “Leví”, (Levitas) e Israel, o sea, miembros del pueblo hebreo que no son ni Cohen ni Levi.

La historia judía se inicia con Abraham, el padre del monoteísmo. Su hijo Itzjak continuó tras sus tradiciones y se las trasmitió a su vez a su hijo Iaakov, quien tuvo 12 hijos: Rubén, Simón, Leví, Iehudá, Zevulún, Isajar, Dan, Gad, Asher, Natfatí, Iosef y Biniamín. De ellos salieron las 12 tribus de Israel. A causa de una bendición especial de Iaakov a Iosef, su legado fue trasferido a sus dos hijos, Efraím y Menashé, que fueron elevados al mismo nivel que los hermanos de Iosef, o sea, sus tíos.  Por lo tanto, en realidad hubo 13 tribus.

Hasta el pecado del becerro de oro, los primogénitos de todas las tribus eran designados para realizar las actividades sagradas en el tabernáculo portátil, en el desierto. Mientras tanto se llevó a cabo la mencionada transgresión, ningún miembro de la tribu de Levi participó de la flagrante idolatría, y de ahí en adelante, en merito a ello, el Eterno sustituyó a los primogénitos de todas las tribus por los de la de Levi exclusivamente para servirLo en el Santuario (Bamidbar (Números 3:11-12). Levi tenía tres hijos. Guershón, Kehat y Merarí. Entre las tres familias se dividieron las tareas requeridas para poner en funcionamiento el Tabernáculo, como ser el montarlo, el desmontarlo, el cargarlo, las canciones rituales y la asistencia a los Cohanim o funcionarios del Templo.

Moshé (Moisés) y Aharón eran hermanos, descendientes de Amram, el hijo de Kehat. Moshé fue el líder del pueblo judío en el desierto. El Eterno designó a Aharón como Cohén Gadol o el Grán Cohen, y le ordenó que todos sus descendientes fuesen Cohanim, o sea, funcionarios públicos que desarrollaban las tareas dentro del Tabernáculo y más tarde, en el Sagrado Templo de Jerusalén.

Durante los 40 años de deambular en el desierto, cada judío viajaba acompañado de su tribu. Al ingresar en la tierra de Israel (1273 antes de la era común), cada una de ellas recibió un territorio especifico (a excepción de la tribu de Levi, que adopto algunas ciudades para asentarse en ellas) Tras la división del reino de Israel en dos (el Reino de Iehudá y el Reino de Israel), luego de la muerte del Rey Salomón, los asirios conquistaron el Reino de Israel en el año 722 antes de la era común, y exiliaron a las 10 tribus que allí vivían. Desde entonces, no se oyó hablar más de ellas, recibiendo la denominación de “las 10 tribus perdidas”,  y el pueblo de Israel solo consigue trazar su línea genealógica únicamente para los cohanim y los levitas, quienes habitaban en el reino de Iehudá. El resto son denominados simplemente judíos a razón de que la única tribu que permaneció con identidad en el Sur del país durante y después de la división del reino fue la de Iehudá o Judá. A partir de estos eventos quien nace de madre judía o se convierte al judaísmo de acuerdo a la ley judía es llamado judío, pero no sabe de qué tribu desciende o pertenece.

(Diversas investigaciones descubrieron rasgos distintivos de judeidad entre nativos y aborígenes en diferentes países de Latinoamérica, así como, la observancia de algunas tradiciones, como ser el encendido de velas los viernes por la tarde, hechos que convergen en la conclusión de que alguna de las tribus perdidas se afincó en esas latitudes. Oportunamente ampliaremos este punto).

En la actualidad, si bien el Templo de Jerusalén fue destruido hace más de 1939 años, el título de Cohen o Levi confiere un respeto especial, por el mérito ancestral de quien lo ostenta, el hecho de que el Eterno haya escogido a sus ancestros para servirLo, y aun se observan los mandamientos que a ellos atañen, en épocas de exilio.

 

 

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq