Sección Emor

Escrito por Noajidas. Publicado en Torá & Tanaj - Biblia Hebrea

Vaikrá 21.1-24.23

Un rey viajaba con su hijo a través del desierto. Y cuando un monarca emprende viaje, todo su séquito lo rodea: ministros, guardias, asistentes y funcionarios, todos listos para servirlo y llevar a cabo su voluntad.

De repente, la procesión se detiene súbitamente. El hijo del rey implora. -"Agua" - dijo el príncipe heredero -. -"Quiero agua" -.

 

El monarca convocó a su gabinete para hacer frente a la crisis. - "Mi hijo tiene sed" -, dijo a sus ministros. Pero, ¿cómo se obtiene agua en el desierto?  

Después de mucha deliberación, se establecieron dos propuestas ante el trono. - "Puedo enviar a mis corceles que rápidamente la consigan en algún paraje cercano, o en el palacio" - propuso el comandante de la caballería real. ". - "Dentro de la hora, habrá agua para el príncipe"-.

 - "Voy a poner a mis hombres y a mis equipos a trabajar" - propuso el jefe  del cuerpo de ingenieros. - "Excavarán aquí mismo un pozo y antes de que se ponga el día, habrá agua para el príncipe" -.

El rey optó por esta última propuesta, e inmediatamente los ingenieros reales comenzaron a picar las rocas y a despejar la arena, y hacia el crepúsculo un torrente de agua pudo apagar la sed del príncipe.

Luego de haber bebido el preciado líquido, preguntó el príncipe a su padre - ¿Por qué esforzaste a tus servidores a cavar un pozo en el desierto? Después de todo, tenemos los medios para obtener el agua de manera mucho más rápida y sencilla. Hubiésemos mandado a traerla desde palacio -. 

 -En efecto, hijo mío - respondió el rey, - Podría haberlo hecho, pero tal vez un día, muchos años en el futuro, cuando vuelvas a transitar este camino, quizás ya sin el poder ni los privilegios que ofrece la realeza necesites nuevamente agua. Es por eso que ordené cavar este pozo -.

 - ¡Pero, padre! - dijo el príncipe - En muchos años, el paso del tiempo erosionara y tapará nuevamente el pozo, con piedras y arena, y este torrente de agua quedará totalmente olvidado -.

- Mi hijo - dijo el rey - Has hablado con sabiduría y previsión. Esto, entonces, es lo que vamos a hacer. Demarca este sitio en nuestros mapas, y presérvalo cuidadosamente. Conociendo el lugar exacto donde éste se encuentra, se podrá volver a abrir con un mínimo de esfuerzo y trabajo -.

- Esto lo haremos en todos los campamentos de nuestro viaje - resolvió el rey -.

- Vamos a excavar pozos y marcar su lugar en nuestro mapa. Se hará constar las características particulares de cada pozo y el método por el cual puede ser reabierto. Así es que, cuando bajo cualquier circunstancia que se viajara por esta ruta, podrás obtener el agua, que te mantendrá sano y salvo durante tu viaje".


 

La Torá se refiere en la lengua sagrada a las festividades del calendario judío como “Moadim”, "Punto de referencia", y como “Mikraei Kodesh”, “Jornadas de convocación sagrada”. "Estos son los puntos de referencia Divinos, convocaciones sagradas, así las considerarán en su momento propicio” (Levítico 23:4).

 Una festividad es una cita con el pasado, un encuentro con un acontecimiento, y una oportunidad para evocar la especial santidad del día, para aprovechar los recursos espirituales que posee.

Ello es así tanto para el pueblo hebreo, como para los individuos de las naciones, cada uno puede nutrirse a su manera del torrente espiritual de inspiración que estas celebraciones trasmiten.

Cada una de las celebraciones marca un punto en nuestro viaje a través del tiempo. Pesaj expresa la libertad.  Shavuot, la revelación Divina ante millones de personas en el Monte Sinaí y la entrega de Torá, fiel manifestación de la sabiduría y de la voluntad del Eterno.  Rosh Hashaná es el día en que coronamos a Di-s como Soberano absoluto del universo y también es la jornada de juzgamiento para toda la humanidad.

Estos son solo ejemplos de cómo cada festividad destila valores vigentes aplicables para todos los seres humanos.

La libertad, la sabiduría, el compromiso, la alegría, la iluminación, la paz, son constantes necesidades del alma, nutrientes que la sostienen en su viaje a través de la vida. Al igual que el rey en la parábola, el Eterno cavó pozos en diversos puntos en el terreno del tiempo para servir como fuentes de perpetua inspiración. A medida que vamos viajando a través del año, que es un microcosmos de todo el universo del tiempo, nos encontramos con los festivales, cada uno marcando la ubicación de un bien para alimentar nuestras almas.

Di-s también nos proporcionó un mapa de estos pozos, un calendario que indica su ubicación en nuestro viaje a través del tiempo. El mapa también viene con instrucciones sobre cómo volver a abrir el acceso de cada pozo y sus aguas: Los integrantes del pueblo hebreo, y de las demás naciones, cada cual de acuerdo a las normativas que el Eterno les delineó, pero ambos saciando su sed espiritual y deleitándose de las maravillas de Su Torá.

Por Ianky Tauber

Adaptado y traducido por el Staff de Noajidas.org de www.chabad.org.

Ingreso


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq