El pasado viernes 16 de diciembre de 2016, el rabino Ariel Groisman en representación de Noajidas.org y el Beit Midrash Bnei Noaj fue cálidamente recibido en una entrevista privada por el reconocido Rabino Oury Sherki, proveniente de la Tierra de Israel, quien además de ser un gran erudito y legislador en diversas ramas de la Torá, también es uno de los principales exponentes del mensaje universal de la Torá y el judaísmo para toda la humanidad.

 

CREER O REVENTAR

¿Quién no escuchó la famosa frase “creer o reventar” en relación a las desafortunadas anécdotas o tragedias ocurridas en algún martes o viernes 13? Seguramente casi todos. A pesar de que vivimos en sociedades científicas y tecnológicas, donde aparentemente la razón es lo que debiera primar, paradójicamente vemos a gran cantidad de gente creer en todo tipo de cosas casi sin cuestionar su veracidad, o al menos su lógica.

En la tierra de Israel ambas festividades [Sheminí Atzeret y Simját Torá] se llevan a cabo en el mismo día, en el día posterior a la festividad de Sucot, que es el día octavo [Heb. <<Sheminí>>], pero fuera de la tierra de Israel estas festividades se dividen en dos jornadas:

- Sheminí Atzeret: en el octavo día

- Simjat Torá: en el noveno día

En Sheminí Atzeret rezamos por la lluvia, y tal como hemos traído, cuando tratamos los temas relacionados a la festividad de Sucot, lo escrito [por el profeta Zejariá, en el cap. 14], que “estos que no asciendan a Jerusalén” en los últimos días serán castigados con falta de lluvia, la plegaria por la lluvia en este día es para todo el mundo. Ello se debe a que todo el mundo se nutre del mérito de la lluvia que desciende sobre la tierra de Israel, y es entonces [precisamente] cuando comienza la temporada de lluvias en la tierra de Israel. Debido a esto, es apropiado para todo el mundo rezar entonces por la lluvia. Y también aprender sobre las maravillas de la creación reveladas en esta y en el agua [en general]. Como por ejemplo, la providencia que hay en la lluvia: Que ella desciende en más grandes cantidades en los lugares más poblados de personas y plantas, que en función de aquellos sitios desérticos.

La festividad de Sucot [o cabañas] para el pueblo de Israel acontece debido a que el Eterno, Bendito Sea, los protege, tal como lo hizo en el desierto, cuando salieron de Egipto. No obstante, la protección también está relacionada con el resto de las naciones; cuando el Gran templo de Jerusalén aún existía, el pueblo de Israel ofrecía en esta festividad setenta bueyes [como ofrendas] – correspondientes a las setenta naciones que son la raíz de todas las naciones que existen en nuestros días.  Y estas ofrendas se realizaban disminuyendo [cada día la cantidad de bueyes ofrecidos] – Para enseñar que es necesario instruir a la humanidad en disminuir prácticas culturales negativas, en las cuales se encuentra idolatría. Por ese motivo, me parece, que la Sucá tal como la construye el pueblo de Israel – la cual necesita poseer tres paredes, y carece de una cuarta, indica que el judío no precisa abstraerse del mundo,  sino que por el contrario, el judío debe pararse erguido en la puerta de su Sucá, para poder recibir a todos aquellos que vienen hacia él. Tal como escribió el profeta Zejariá:

Ingreso

  • COMO SABER QUE ESTOY EN UNA SECTA I - Rabino Ariel Groisman
  • EXPERIENCIAS DE ALUMNOS i
  • BUSCADORES DE LA VERDAD
  • INTRODUCCIÓN AL CÓDIGO NOÁJIDA I
  • INTRODUCCIÓN AL CÓDIGO NOÁJIDA II


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq