En este día, se abrió una brecha en las murallas de la ciudad de Jerusalén, permitiendo al enemigo ingresar a su interior. Destruyó Jerusalén y el Templo, exiliando a los habitantes de la ciudad. Por lo cual este día es para los judíos un día de ayuno y luto por la destrucción. Para los hijos de Noé, toda la humanidad, hay un enfoque [y mensaje] implícito en esto (Consultar lo que se encuentra escrito al respecto del ayuno del día 10 del mes hebreo de Tebet).

En la práctica: En este día, es apropiado para los hijos de Noé colgar en su casa una foto (o cuadro) de la ciudad de Jerusalén. Y estudiar las Escrituras que enseñan acerca de la importancia de Jerusalén. Gracias a Dios, en estos días, Jerusalén se convirtió en el centro espiritual de Israel, y también para muchos no judíos que vienen a visitarla y conocerla.

El pueblo de Israel culmina en este día de leer toda la Torá, y se alegra por este motivo. Por eso, también es apropiado para los individuos de las demás naciones agradecer al Creador, Quien entregó la Torá al mundo a través del pueblo de Israel, el cual a su vez sostiene al mundo [por medio de su estudio y cumplimiento de la Torá], y enseñar al resto de los seres humanos las obligaciones y conductas morales y éticas con las cuales corresponde que se conduzcan. Consecuentemente, es apropiado que se realice una comida festiva en este día, y se lea el capítulo 19 del libro de los salmos:

A pesar que de que este día es uno de perdón y bondad, [a priori] esto es específicamente en relación al pueblo de Israel, no obstante, me parece [lo que viene a continuación es la opinión del rabino Ioel Shwartz], que también se encuentra conectado con el mundo [en general]. De hecho en la plegaria de minjá de este día, en el pueblo de Israel leemos el libro de Ioná, profeta que fue enviado [por Dios] para hacer retornar con arrepentimiento a la gente de Nínive. Y ellos [efectivamente]o retornaron [a Dios]. Y no sólo leemos que ellos regresaron [de sus caminos equívocos a la senda correcta], sino que también el pueblo de Israel aprende [de este evento como debe ser] su retorno [a Dios]! Por lo cual, [por ejemplo] al anunciar el ayuno a causa de una sequía, se proclaman palabras [que inspiren los corazones], y esa amonestación se aprende [precisamente] de la gente de Nínive [tal como los sabios indicaron hacerlo]: “…señores, no es el ayuno ni el vestirse arpillera, sino el retornar, como fue escrito de la gente de Nínive: “Y vio el Eterno sus acciones, que se arrepintieron de sus malas sendas... y no fue dicho que vio la aflicción y el ayuno de ellos..." (Tamud babli, tratado de taanit 16ª).

El décimo día del mes hebreo llamado Tevet es un día de ayuno público, en el cual el pueblo de Israel se conduce con conductas de duelo debido a la destrucción del primer Gran Templo Sagrado de Jerusalén, y debido al exilio que vivieron por medio de Nebujanetsar, para aquél entonces, rey de Babilonia. En este día comenzó el asedio sobre Jerusalén, el cual finalmente implicó la destrucción de la ciudad y el Templo. Este día posee un doble significado para las naciones, contrapuesto uno del otro.

Ingreso

  • COMO SABER QUE ESTOY EN UNA SECTA I - Rabino Ariel Groisman
  • EXPERIENCIAS DE ALUMNOS i
  • BUSCADORES DE LA VERDAD
  • INTRODUCCIÓN AL CÓDIGO NOÁJIDA I
  • INTRODUCCIÓN AL CÓDIGO NOÁJIDA II


Se parte de Noajidas.org

   

-----------------------------------------

Encuentranos en: 

 Logo facebook    Logo twiter    Logo youtube    Logo wiziq